,

2018-03-21 “Joy of Freedom” by Eunhee Park, Spanish translation by Rachel Kim

La Alegría de La Libertad

Por Eunhee Park

Traducido por Rachel Kim

¿Qué es la libertad y qué la hace significativa? La libertad para mí significa el poder expresarme y ser abierta. Significa pensar para mí mismo y ser libre para ser curiosa. Yo soy una refugiada norcoreana y escapé en 2012 para esta libertad. A la edad de 5 años mis padres se divorciaron y yo fui a vivir con mis abuelos. El divorcio afectó profundamente a mi madre y ella se puso muy enferma. Ella falleció 10 años después. Mi padre comenzó una vida nueva con una familia nueva. La realidad que mis padres se divorciaron parece sorprender a muchas personas y a menudo recibo la pregunta: «Es posible divorciarse en Corea del Norte?» Yo les digo que es poco común, pero es posible. A pesar de que es un país aislado que puede parecer como otro planeta para ellos, la gente que vive allá es igual que todos los demás. Son preguntas pequeñas como ésta que me hacen claro lo poco conocimiento que la gente tiene de la vida dentro de Corea del Norte. Ésto me fomenta a hablar. Cuento mi historia familiar porque quiero proveer el consuelo a los que están sufriendo y quiero hacerles saber que ellos pueden superar este dolor para ser feliz de nuevo. Esta vida puede ser difícil a veces. Pero no dejo que mi pasado me defina, and yo siempre me esfuerzo por alcanzar la felicidad y yo les animo a ustedes a que hagan ésto también.

Cuando yo estaba en Corea del Norte, me he metido en líos por hacer algo tan insignificante como llevando pendientes o ropa que se destacó. Como castigo, me vi obligado a estar en la comisaría por 6 o 7 horas sin comida o agua. Ésto da un significado completamente nuevo a la expresión «policía de la moda». También he sido golpeado y pateado por la policía por tratar de escapar. Ésto es una falta de la libertad.

Cada vez que salía de la casa, yo tenía miedo de ser detenido por la policía por la ropa que llevaba. Yo pensaba que estos castigos eran normales hasta que yo ilegalmente vi programas surcoreanas y películas americanas. Las personas en estas programas eran libres y felices. Empecé a comparar mi vida en Corea del Norte a suyos. ¿Por qué tuve que ser castigado por la expresión completa de mi personalidad?

En Corea del Norte, nos lavaron de cerebro en la escuela y por la televisión. Nos dijeron que Kim Jong Il y Kim Jong Un no tenían tiempo para comer o dormir debido al tiempo que dedicaron a ayudar los ciudadanos. Sin embargo, es fácil saber de una mirada en Kim Jong Un en la televisión que él come más que lo suficiente…pregunté por qué. ¿Por qué nos dicen que Kim Jong Un no come lo suficiente y no duerme porque está sacrificando para nosotros cuando él es gordo…?

Cuando vine a Corea del Sur, aprendí cosas sobre temas como el maltrato infantil y el maltrato animal. Me di cuenta de que hay algo que se llama derechos humanos básicos. Estas ideas no existen en Corea del Norte y me hice apasionada por aprender más. Norcoreanos no piensan mucho en las problemas sociales y culturales como las personas en países libres porque ellos nacieron para vivir como esclavos políticos de la familia Kim. ¡Trabajamos juntos para cambiar ésto!

Sólo vivimos una vez. Yo decidí que tenía que perseguir mi sueño de ir a otro país donde pudiera vivir como humano. Algunas personas probablemente piensan que estar molesta porque no pude vestir en la forma que quería en Corea del Norte es una preocupación superficial, pero el problema va más allá que eso. Al escapar, yo estaba buscando mi identidad humana y estaba desafiando la dictadura norcoreana y los métodos de lavar de cerebro.

Escapar no era fácil. Me tardé mucho tiempo en preparar. Cuando crucé por la frontera a China, estaba muy asustada que la policía me capturara. Mi corazón latía rápido. Pero tenía que escapar de China también. Cuando estaba en China, fui agredida sexualmente y no podía decir nada porque era demasiado peligroso; no quería ser capturada y enviada de vuelta a Corea del Norte.

Finalmente, llegué a la frontera entre China y Laos. Tardó siete horas de senderismo por las montañas hasta que crucé por Laos. Éste fue el momento más difícil de mi vida. Comencé a lamentar mi decisión de irme de Corea del Norte. Los contrabandistas de Laos nos ayudaron a cruzar el Río Mekong para llegar a Tailandia. Oí que había muchos cocodrilos en el río, pero no me quedó otra opción. Tenía que correr otro riesgo para hacer realidad mi sueño.

En Tailandia, nos pusieron en la cárcel con criminales mientras esperábamos el estatus de refugiado. Finalmente, después de casi 50 días, nos llevaron a Corea del Sur, donde nos detuvieron por 3 meses mientras la policía confirmó que no éramos espías norcoreanos. No soy una espía, puedes confiar en mí. Después de eso, me obligaron a pasar 3 meses aprendiendo la cultura surcoreana en un centro de educación para refugiados norcoreanos administrado por el gobierno.

Yo pensaba que sería feliz cuando viniera a Corea del Sur. Aquí, nadie puede controlarme, así que soñé con vestirme de la manera que quería, estudiar lo que quería, y viajar por el mundo. Pero yo estaba sola. También tenía que devolver 7,000 dólares a un contrabandista que me ayudó a escapar de Corea del Norte.

Necesitaba un trabajo para sobrevivir. Así que comencé trabajar en una panadería. Yo pensaba que si trabajo intensamente, puedo ahorrar dinero y realizar mis sueños. Hice mi mejor esfuerzo, pero me despidieron después de un mes. ¿Por qué sucedió ésto? Porque yo no sabía los nombres de los panes.

En Corea del Norte, sólo había unos pocos tipos de panes con nombres muy sencillos. ¡En Corea del Sur, hay cientos de tipos de panes, y todos eran nuevos para mí!

Había tantas palabras del Konglish que yo no sabía. El Konglish se refiere a la mezcla de coreano e inglés. Por ejemplo, surcoreanos usan la palabra «에그 타르트» (la misma pronunciación que el inglés) que significa «tartaleta de huevo» en inglés. Estas palabras no existen en Corea del Norte.

Me di cuenta de que necesitaba aprender el inglés para sobrevivir en Corea del Sur. Entonces, comencé a estudiar en una organización sin fines de lucro en Seúl que se llama «Teach North Korean Refugees» (Enseñar a Los Refugiados Norcoreanos) que ayuda a los refugiados a aprender el inglés. Muchos otros refugiados se enfrentan la misma situación que yo. Por eso, estoy muy agradecida de que mis héroes, Eunkoo Lee, quien está aquí conmigo hoy, y Casey Lartigue, crearon TNKR.

TNKR no sólo enseña el inglés a los refugiados norcoreanos; abre un mundo completamente nuevo, nos ayudando acostumbrarnos a la sociedad surcoreana. Muchos de los voluntarios tienen trabajos a tiempo completo, pero todavía vienen de todo el país para dar clases a refugiados norcoreanos en Seúl. Me quedé muy sorprendido que tanta gente estaba prestando atención a Corea del Norte y ayudando a los refugiados.

Pensé en ello. Tantas personas nos estaban apoyando y alentando. Pero yo estaba escondiendo mi identidad norcoreana. Pregunté, ¿qué podría hacer para estas personas que quieren saber sobre el Norte y quieren ayudar a la gente de Corea del Norte?

Al principio, estaba reacio a revelar mi identidad porque tenía miedo de ser juzgada, pero la amabilidad de la gente y su disposición a ayudar me fomentó a contar mi historia para proveer el valor y la esperanza a los otros refugiados. Sentí que era mi deber hablar. Debido a TNKR, finalmente pude admitirlo: «Yo…soy…de Corea del Norte.» y ahora vivo sin pizca de vergüenza de mi origen norcoreana.

Finalmente, quiero preguntarles esta pregunta. ¿Disfrutas tu libertad? Responderé para mí mismo. Sí, disfruto la libertad de viajar en un avión, conocer a amigos de todo el mundo, conocer culturas nuevas, disfrutar música de todo el mundo en vez de canciones que sólo alaban la familia Kim. Incluso disfruto la libertad de llamar a Kim Jong Un un cerdo. Sí, Kim Jong Un es un cerdo.

¡Si te sientes que tu libertad está siendo controlada por otros, tienes el poder luchar por esa libertad que mereces! Disfruto mi libertad, pero cada vez que pienso en ser libre, yo sé que la gente en Corea del Norte no es libre. Quiero que los norcoreanos sepan qué es la libertad. No puedo hacerlo sola. Necesito tu ayuda. ¿Podemos trabajar juntos para lograrlo?

Fue un placer estar aquí, hablando en El Foro de Libertad de Asia. ¡Gracias!

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *